Febrero: resumen “Tarta de naranja con merengue”

collage-febrero

¿Estáis listos y listas para endulzaros la vista con el resumen de este mes? Eso esperamos, porque las tartas que nos presentan las participantes tienen una pinta como para comerse la pantalla. Y si no, comprobadlo con vuestros propios ojos…

Rocío (Las cosas de Rocío)

Ingredientes:
Base:
250 gr harina integral de espelta
2½ cucharaditas de levadura en polvo
1 pizca de sal
2 puntitas de cuchillo de estevia
1 cucharada de xilitol
80 gr aceite de girasol
6 cucharadas de agua

Crema:
500 ml zumo de naranja
50 gr harina de maiz (Maizena)
2 puntitas de cuchillo de estevia
2 cucharadas de xilitol
1 cucharadita de canela molida
½ cucharadita de anís en grano

Adorno:
1 lata de leche de coco (enfriar en la nevera)
50 gr margarina vegana
Esencia de vainilla
1 puntita de cuchillo de estevia
2 cucharaditas de xilitol

Encendemos el horno a 180°.
Preparamos una masa quebrada mezclando primero los ingredientes secos de la base,
añadimos el aceite y desmenuzamos con los dedos hasta que nos quede como un serrín.
Por último agregamos el agua y amasamos un poco. Forramos con esta masa un molde
redondo de unos 24 cm previamente engrasado y enharinado, y lo metemos en el horno
durante 20 minutos.
Una vez lista la base hacemos la crema. Mezclamos todos los ingredientes excepto el
zumo de naranja. Luego vamos añadiendo el zumo mientras batimos con unas varillas
continuación ponemos la mezcla a calentar removiendo continuamente hasta que espese.
Vertemos la crema sobre la base de pasta quebrada y lo metemos en la nevera.
Batimos la margarina con la vainilla, la estevia y el xilitol. Sacamos la lata de leche de
coco de la nevera y después de abrirla le quitamos el líquido (que podemos usar para
otra cosa). Sacamos unas cucharadas de la crema que se ha formado al enfriar la leche
de coco y las batimos con la mezcla de margarina. Una vez que esté fría la tarta la
adornamos con la crema de coco usando una manga pastelera o una bolsa de plástico a
la que le cortaremos una esquinita.
Y ya está lista, así de fácil.

María (Las cosas de Mago)

Ingredientes (para una mini-tarta):
8 dátiles
1 puñado de uvas pasas
1 puñado de nueces peladas
1 naranja
1 cucharada de harina de maíz
sirope de ágave, azúcar, canela, anís en grano

Preparación:
Se pican los dátiles, las pasas y las nueces con una cucharada sopera de sirope de ágave
hasta que se obtiene una masa que nos servirá de base para la tarta.
Se prepara una crema de naranja con el zumo de la naranja, la ralladura de la corteza, una
cucharada de harina de maíz, otra cucharada de sirope de ágave, un poco de canela molida y
de anís en grano. Se pone al fuego a espesar.
En un aro de emplatar pondremos la base con la masa y encima echaremos la crema.
Se decoraría con un poco de merengue vegano que en mi caso acabó siendo otra especie de
crema como la de naranja pero con azúcar y agua que perfectamente se podría omitir…

Curiosidades y consejos:
Cuando preparemos la crema de naranja es muy importante remover la mezcla cuanto esté al
fuego para que no salgan grumos ni se pegue.
El merengue que yo intenté preparar es el que se hace con lino, o más bien con una especie
de líquido viscoso que éste desprende al ponerlo a cocer con agua y que es similar a la clara
del huevo, La receta que seguí, por si algún valiente quiero intentar hacerlo (¡y que me cuente después, por favor!, fue la que encontré aquí: http://www.creativegan.net/archives/cheesecake-vegano-de-limon/ pero sé que también había otras versiones que no me terminaron de convencer porque, si mal no recuerdo, usaban goma xantana o tofu.
Si tuviera tiempo y volviera a repetir ahora mismo la receta para participar con una nueva
versión creo que intentaría hacer una especie de mousse vegana de almendra, si alguno se
anima a probarla que me cuente qué tal queda. Yo de momento voy a esperar a ver el resto de
versiones que seguro que están de vicio y encima me servirán para aprender y coger ideas.

Vanesa (Mostaza y media)

Ingredientes: (1 tarta para 2 personas)
4 galletas Digestive
100 ml de leche de coco al 18% M.G. (1/4 lata)
Zumo de 2 naranjas
2 cucharadas de harina de maíz
1 cucharada de harina de arroz
Ralladura de naranja
Panela en polvo
Azúcar blanco
Nibs de cacao crudo o si no chocolate negro troceado
Agua

Preparación:
1. Picamos las galletas junto con una cucharada de azúcar en la picadora hasta convertirlas en polvo, que pasaremos a un bol y mezclaremos con 1 cucharada de leche de coco hasta convertirlo en una masa.
2. Colocamos el molde en el centro de un plato llano y extendemos la masa de galleta en el interior, aplastando con una cuchara para igualar por toda la superficie formando la capa de abajo.
El molde que utilicé es un recipiente de comida china para llevar, al que le recorté la base y lo puse boca abajo para que la parte ancha quedase debajo y luego fuese fácil desmoldarlo.
3. Por otro lado exprimimos las naranjas, colamos bien el zumo y lo ponemos en una cazuela pequeña a calentar.
Le añadimos un poquito de ralladura de naranja, unas hebras sólo, para que le dé mas sabor pero sin pasarnos porque si no amarga bastante.
Aprovechando que estamos rallando naranja vamos a preparar parte de la decoración.
4. En un recipiente pequeño, un vaso de cristal por ejemplo, ponemos unas hebras de ralladura y las mezclamos con panela en polvo y una cucharadita de agua. Lo dejamos macerando en la nevera las horas que tarde en cuajarse la tarta para que se caramelice con los jugos que suelta cada uno. Esto así sólo es un descubrimiento de lo bueno que está, sabe a caramelo.
Seguimos con el pudding de la tarta.
5. En un vaso pequeño vacío echamos la harina de maíz y vamos añadiendo el agua fría, unos 100 ml, hasta que se disuelva.
Lo vertemos sobre el zumo caliente, junto con 1 cucharada de leche de coco para que le aporte un poco de grasa y quede más cremosa, removemos y llevamos a ebullición.
6. Cuando hierva bajamos el fuego al mínimo y dejamos cociéndose la crema sin parar de remover hasta que espese, unos 6 minutos.
Rectificamos de dulce al gusto con panela o azúcar. Si las naranjas eran dulces veréis que apenas es necesario echarle azúcar.
7. Vertemos la crema sobre el fondo de galleta y lo llevamos a la nevera para que se vaya cuajando.
Mientras que se va enfriando y solidificando un poco la superficie preparamos la crema de coco que hará las veces de merengue.
8. En una cazuela echamos 4 cucharadas de leche de coco y una de azúcar blanco, calentamos a fuego bajo.
En otro vasito pequeño echamos la cucharada, generosa, de harina de arroz y la disolvemos con agua fría, como la crema de naranja, añadiendo poco a poco para que se disuelva bien hasta llenar el vaso a la mitad.
Lo vertemos sobre la leche de coco templada y subimos el fuego para que espese, removiendo continuamente.
9. Lo ponemos bien repartido sobre la superficie de crema de naranja que teníamos en la nevera y dejamos enfriando unas 5 horas mínimo, hasta que cuaje todo y esté firme.
Desmoldamos con cuidado sacando el molde hacia arriba y decoramos.
10. Sobre la superficie vertimos la ralladura de naranja macerada junto con el almíbar que se ha formado. Esto dará un color tostado a falta del gratinado en el horno.
Cortamos una rodaja fina de naranja pelada y la colocamos encima (yo la dividí en 4 antes de ponerla para facilitar luego el corte de las porciones).
Espolvoreamos unos pocos nibs de cacao crudo o chocolate negro troceado.
Se puede cortar la porción y pasarla a un plato sin problema alguno, porque la base de galleta se queda de una pieza junto con el pudding.

Noemí (Cocina de Nihacc)

100 gramos harina de trigo sarraceno
100 gramos harina de arroz integral
4 cucharadas aceite de oliva virgen extra
4 cucharadas sirope de agave

50 gramos maicena
25 gramos sirope de agave
500 mililitros zumo de naranja natural
1 plátano maduro
1 cucharadita canela en polvo
1 anís estrellado

15 gramos manteca de coco
1 cucharadita sirope de agave

Para hacer la base de la tarta, mezclar en un bol las harinas de sarraceno y arroz con las cuatro cucharadas de aceite y de agave. Amasar con las manos hasta formar una masa homogénea. Forrar con esta masa la base y los bordes de un molde (yo usé uno de silicona), apretando bien para que quede compacta. Reservar.
Echar en una cazuela pequeña la maicena, el agave, el zumo de naranja, el plátano troceado y la canela; batir con la batidora. Añadir el anís estrellado. Cocer a fuego lento hasta que espese (más o menos como unas natillas), removiendo para que no se pegue ni se formen grumos. Retirar el anís estrellado. Verter sobre la masa base y hornear 15 minutos a 150º C, hasta que se doren los bordes de la masa. Dejar enfriar totalmente y desmoldar.
Para la decoración, ablandar la manteca de coco a fuego muy suave, y mezclar con la cucharadita de sirope; rellenar tres moldes de bombones y dejar que se solidifiquen. Colocar sobre la tarta.

6 pensamientos en “Febrero: resumen “Tarta de naranja con merengue”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s