Enero: resumen “Canelones Rossini”

collage-enero

¿A quién no le gustan los canelones? Este plato es una delicia para grandes y pequeños. Y con todas las versiones veganas que habéis compartido, a partir de ahora no nos podemos aburrir en la cocina. ¡Preparad los cubiertos y… a hincarles el diente!

Cris (Las preferencias de Cristina)

Placas de canelones “El Pavo”
Bloque de tofu
2 puerro
1 cebolla grande
1 puñado de pasas
3 dientes de ajo
salsa soja
sal

Para la bechamel vegana:
leche de soja
harina integral
margarina
nuez moscada
sal

Lo que hice fue picar bien la cebolla, el puerro y los ajos y lo sofreí con un poco de aceite, cuando estaba ya pochadito añadí el bloque de tofu y las pasas (previamente triturado) y lo cociné un buen rato para que se fueran impregnando los sabores, añadí la salsa de soja y rectifiqué de sal (* al llevar pasas y puerro me quedó un sabor algo dulzón) La bechamel la hice con la thermomix.. seguí la receta tracicional cambiando la mantequilla por la margarina, la leche de vaca por la de soja (sin edulcorar)y la harina por la harina integral.. queda perfecta!

Rocío (Las cosas de Rocío)

Ingredientes (para 8 canelones):
8 placas para canelones (a ser posible integrales)
50 gr soja texturizada fina
1 vaso de agua
3 cucharadas de salsa de soja (shoyu)
1 cebolla mediana
Media latita de paté de champiñones
1 chorrito de vino dulce (opcional)
Aceite de girasol
Sal
2 cucharadas de harina integral
250 ml leche de soja a temperatura ambiente
1 cucharada de Maizena
Margarina
Nuez moscada
Queso rallado vegano

Ponemos a cocer las placas para canelones en una cacerola grande con abundante agua y un chorrito de aceite para que no se peguen. Cuando estén listos los enjuagamos con cuidado y los colocamos sobre un paño de cocina limpio. Calentamos el agua, la mezclamos con la salsa de soja y ponemos a remojar la soja texturizada. Picamos la cebolla y la freímos a fuego mediano hasta que esté transparente, escurrimos la soja remojada, la añadimos a la sartén con la cebolla y rehogamos durante unos minutos. Reservamos el líquido. Hacemos una salsa con el paté y el líquido reservado y la echamos a la sartén. Mezclamos bien y por último agregamos un chorrito de vino dulce (esto le dará un toquecillo dulce, por eso es opcional). Dejamos que se reduzca el líquido y así se evaporará también el alcohol. Aparte hacemos una bechamel espesa con la harina integral, algo de leche y un pegote de margarina. Para que no queden grumos habrá que ir añadiendo la leche poco a poco sin dejar de remover a fuego mediano. Sazonamos con sal y nuez moscada y mezclamos una parte con la masa de soja y paté. Rellenamos los canelones con esta mezcla y los enrollamos. Para la salsa mezclamos la otra parte de la bechamel con el resto de la leche de soja (o un poco más si es necesario). Aparte diluimos la Maizena en un poco de agua y la añadimos a la bechamel. Debe quedarnos una salsa ligera y sin grumos. Rectificamos de sal y nuez moscada y repartimos un poco de salsa en el fondo de una fuente resistente al horno, la mía se me ha rajado😦. Colocamos encima los canelones y los cubrimos con el resto de la salsa. Espolvoreamos el queso vegano por encima y lo metemos unos minutos al grill. Si no tenéis queso vegano podéis moler unos anacardos crudos y mezclarlos con un poco de levadura de cerveza. ¡Y a comer, que se enfrían!

Eva (Come en verde)

Canelones Rossini (Eva)

INGREDIENTES (para unos 10 canelones):
70 gramos de soja texturizada fina.
300 ml. de caldo de verduras.
Un cuarto de cebolla.
100 gramos de mezcla de 5 setas congeladas (por estas latitudes las setas frescas son un bien codiciado).
10 placas de canelones.
Dos dedos de un vaso normal de vino.
Pimienta y perejil (una cucharadita).
Bechamel vegana (de soja en este caso).
Un trocito de “quefu” para rallar por encima.
Nuez moscada.

Para el paté
6 nueces peladas.
150 gramos de champiñones y boletus
Una cucharadita de salsa de soja.
3 ajos tiernos.

PASO A PASO:
Poner el caldo de verduras a calentar. Cuando rompa a hervir, añadir la soja texturizada y dejar 20 minutos. A mitad de la cocción, añadir el vino tinto: le da un toque muy bueno y además coge color. Mientras, preparar las placas de los canelones según las instrucciones del fabricante. En mi caso, las cocí durante 12 minutos. Una vez hechas, extender sobre un paño limpio y dejar secar y enfriar. A la vez que todo lo anterior se hace, podemor ir preparando el paté de setas. Para hacerlo, partimos en trozos muy pequeños los champiñones, los boletus y los ajos tiernos. Sofreir en una sartén todo junto, hasta que pierda el agua y empiece a coger color. Entonces, será el momento de meterlo en el vaso de la batidora, añadir la salsa de soja y las nueces y triturar. Si quedara demasiado líquido, se puede añadir pan rallado, pero no fue mi caso. Cuando la soja texturizada esté lista, escurrir en un colador y lavar con agua. Partir el cuarto de cebolla en trozos finitos y sofreir en una sartén con una cucharada de aceite. Añadir la soja texturizada y remover. Cuando la cebolla se vaya pochando, añadir las setas congeladas. Salpimentar, añadir una cucharadita de perejil y dejar hacer, aproximadamente 10 minutos, removiendo frecuentemente. Si al terminar han quedado demasiado grandes (esto ya depende de si van troceadas o no), sacarlas con una cuchara y trocearlas con unas tijeras, volviendo a incorporarlas a la mezcla. Una vez que tenemos listo el relleno, se mezcla con el paté de setas. Así adquiere una textura distinta. Poner una o dos cucharadas del relleno en cada canelón y enrollar. Con la textura conseguida, es especialmente fácil liar los canelones. Colocarlos en una fuente de horno y cubrir con salsa bechamel de soja. Por encima se puede rallar quefu curado y espolvorear con nuez moscada. Meter en el horno, precalentado a 180º y dejar 10-15 minutos.

Verónica (Veronica Neko’s Blog)

Relleno:
1 cebolla picada
1 paquete de 300 gramos de tofu sedoso firme
1 cucharadita de ajo seco molido
125 gramos de copos de avena (que no sean instantáneos)
150 gramos de nueces peladas y molidas o picadas si quieres que se noten los trozos
2 pastillas de caldo de verduras desmenuzadas
2 trufas picadas

Se bate el tofu y en un recipiente se mezclan el tofu con todos los demás ingredientes. Reservamos y mientras hacemos la salsa de tomate y la bechamel. Salsa de tomate: 1 cebolla picada 2 ajos picados Tomates maduros Orégano Sal 2 cucharadas de tomate concentrado (opcional) Una cucharadita de azúcar Se sofríen los ajos y la cebolla. Cuando están tiernos se añaden los tomates en trozos y se cocina a fuego medio removiendo para que no se queme. Se añade sal al gusto, el azúcar, el concentrado de tomate y el orégano. Se pasa por un chino para que quede fina y si nos sobra lo podemos congelar. Bechamel: 3 cucharas de harina de trigo 60 ml de aceite de oliva 750 ml de leche vegetal sin azúcar añadido, yo uso leche de avena Sal Pimienta negra Nuez moscada En una olla pon el aceite de oliva a calentar a fuego medio y añade la harina. Remueve constantemente hasta que la harina se tueste un poco. Añade poco a poco la leche de avena mientras remueves con unas varillas o una cuchara. Hay que remover constantemente y controlar que el fuego no esté muy alto para que no se queme el fondo. Añadir sal, pimienta y nuez moscada al gusto. Probar, si sabe a masa cruda seguir cocinando. Queso vegano: Yo utilicé el queso de tipo Edam de la marca Cheezly. Si no lo puedes conseguir donde vives puedes hacer uno muy sencillo de anacardos. Pones anacardos crudos en remojo un par de horas y luego los bates con sal, un buen chorro de limón, un poco de agua hasta obtener la textura deseada y algunas hierbas, eneldo, orégano, albahaca, lo que se os ocurra!!! Para terminar: Haz los canelones con placas precocidas puestas en remojo durante 20 minutos según recomendaciones del fabricante. En el fondo de la fuente pon un poco de tomate para que no se peguen y coloca los canelones. Cúbrelos con la salsa de tomate y la bechamel. Añade el queso y al horno a 180º hasta que esté dorado, unos 25 minutos. Una vez horneado servir con trufa rallada o en láminas.

Angela (Amapola, el mundo en un plato)

Ingredientes:
Para la salsa de tomate:
1 diente de ajo
1 cebolla
1 pimiento rojo
1 zanahoria
1 rama de apio
400 gr de tomate natural triturado
200 ml de agua
1/2 vaso de vino
1 cucharada de orégano
1/2 cucharadita de pimentón
1 pizca de canela
1 cucharada de azúcar
2 hojas de laurel
Sal
Pimienta
Aceite

Picamos todas las verduras, a excepción del apio, en cuadraditos. En una sartén ponemos aceite y sofreímos el ajo, cuando empiece a tener color, añadimos la cebolla y el pimiento rojo, cuando empiecen a estar blanditos añadimos la zanahoria y sofreímos durante unos dos minutos. Añadimos las especias y la rama de apio entera, sofreímos durante un minuto. Añadimos el vino tinto, dejamos que herva unos minutos para que se evapore el alcohol. Añadimos el tomate natural triturado y el agua. Dejamos a fuego medio durante una media hora, removiendo de vez en cuando. Cuando esté nuestra salsa de tomate terminada, retiramos las hojas de laurel y la rama de apio. Yo la suelo triturar, pero podéis dejar la salsa con las verduras enteras, eso es ya al gusto del consumidor.

Para el relleno:
150 gr de soja texturizada.
Agua

Hay que poner en agua caliente la soja texturizada, para que se vuelva a hidratar. Dejar que se hidrate durante una media hora. Cuando esté hidratada, la podéis añadir a la salsa de tomate y que hierva con la salsa unos 10 minutos.

Para la salsa bechamel:
50 gr de aceite de oliva
50 gr de harina
300 ml de leche de soja
Nuez moscada
Sal
Pimienta
Un poco de queso vegano

Ponemos en una sartén el aceite, cuando esté caliente, añadimos la harina y sofreímos. Añadimos la leche poco a poco y vamos removiendo. Salpimentamos y añadimos un poco de nuez moscada Montaje: Precalentamos el horno a 200ºC Ponemos en la base de nuestra fuente un poco de salsa bechamel, hacemos los canelones y por encima echamos el resto de la salsa bechamel y un poco de queso vegano. Metemos nuestros canelones al horno unos 15 minutos y ponemos al final un poco a gratinar para que funda el queso y…listo para comer😉

Vanesa (Mostaza y media)

1 vaso de garbanzos crudos
4 cucharadas generosas de paté de frutos secos
6 champiñones tirando a grandes
1 cebolla
Media cucharada de pimentón
3 cucharadas de vino blanco
Pizca de nuez moscada
Pimienta negra
Pan rallado si fuese necesario
Aceite de oliva
10 Placas

BECHAMEL
4 cucharadas de aceite de oliva (o de margarina vegetal)
1/4 de cebolla cruda
4 cucharadas de harina de trigo
2 vasos de leche de soja
2 vasos de agua
Pimienta negra
Nuez moscada
Anacardos tostados picados
Levadura de cerveza

Preparación:
La noche anterior ponemos los garbanzos a remojo. Los cocemos en agua con sal y laurel hasta que estén medio cocidos. Los escurrimos, dejamos que se enfríen y los troceamos aplastándolos con un tenedor o pasándolos por la picadora pero cuidando que no se conviertan en puré, que queden trocitos enteros. En una sartén calentamos unas 5 cucharadas de aceite y salteamos los garbanzos picados a fuego fuerte. Los sacamos y reservamos de momento. Volvemos a la sartén con la cebolla bien picadita y la pochamos. Añadimos los champiñones también picados, removemos bien, salpimentamos, la pizca de nuez moscada, el pimentón y el vino blanco. Dejamos que se vaya cocinando a fuego medio, unos 5 minutos, hasta que se evapore el alcohol del vino. Pasado este tiempo echamos los garbanzos que habíamos reservado ya fritos, mezclamos todo con cuidado para que no se deshagan y lo dejamos al calor reposando para que se mezclen los sabores. Si nos queda bastante caldoso, espolvoreamos un poquito de pan rallado para que absorba el exceso de humedad y la masa luego quede más compacta, sin pasarse tampoco, no sea que lo convirtamos en un cemento armado a estas alturas! Por otro lado hacemos la bechamel con el toque de cebolla: (copio directamente de la receta de lasaña de seitán: http://mostazaymedia.blogspot.com.es/2013/07/lasana-de-seitan-champinones-y-bechamel.html ). En una cazuela pequeña calentamos las cucharadas de aceite de oliva o de margarina. Picamos la cebolla y la pochamos en ese aceite con una pizca de sal. Añadimos las cucharadas de harina (no muy llenas) y rehogamos todo durante unos 3 minutos a fuego medio. Echamos la leche de soja y el agua poco a poco sin parar de remover. Como vamos a pasar la batidora para que la salsa quede fina y no encontrarnos los trozos de cebolla, no pasa nada si queda algún grumito. Si no tenéis batidora, el truco para que no se formen grumos es remover y remover. Batimos la bechamel, rectificamos de sal, echamos una pizca de pimienta y de nuez moscada y dejamos cocer al mínimo unos 5 minutos sin parar de remover. Con todo esto ya preparado vamos cociendo las láminas de pasta siguiendo las instrucciones que nos indique el fabricante. Yo para este tipo de platos suelo dejarla un poquito más cruda de lo que debería, porque el relleno y la bechamel le aportarán humedad caliente un poquito más tarde, rematando la cocción y así, a la hora de comerla, quedará al punto. De la otra forma, para mi gusto, suele quedarse un poco pasadita. Ahora vamos ya a montar la fuente donde gratinaremos los canelones. Echamos unas cucharadas de bechamel en la base y la extendemos bien, para evitar que se nos queden pegados. Con cuidado rellenamos los canelones, poniendo el relleno en el centro bien repartido, los cerramos y los colocamos en la fuente. Bañamos con bechamel por encima y espolvoreamos con los anacardos picados mezclados con la levadura de cerveza. Como tengo el horno estropeado no los pude gratinar aunque en realidad así están muy bien porque el gratinado no es algo indispensable y más en estos casos que no hay queso que necesite fundirse. Buon appetito!!

María (Cosas de MaGo)

Ingredientes (para 20 canelones):
1 paquete de láminas para canelones
2 calabacines medianos
1 cebolla mediana
200 gramos de champiñón
1 trufa
3 cucharadas de harina de arroz
1 puñado de almendras
aceite, agua, sal, vino dulce, orégano, pimienta negra, nuez moscada

Preparación:
Se calienta agua con sal en una olla grande y cuando rompa a hervir añadimos las láminas de los canelones una a una. Se cuecen durante diez minutos y cuando las tengamos se sacan y se reservan poniéndolas extendidas sobre un paño de hilo humedecido.
Mientras se hace la pasta preparamos el relleno. Se pica finalmente la cebolla y se pone dorar. Se trocean los calabacines en dados (brunoise) y se añaden a la cebolla; se incorpora el champiñón; y se adereza todo con sal, orégano y un chorreón de vino dulce (en mi caso era un Pedro Ximénez). Cuando esté tierno se apaga y se le ralla la trufa. Removemos y reservamos.
Para la “bechamel” se pone a calentar un poco de aceite y cuando comience a humear se añade la harina de arroz para tostarla un poco. Ponemos un poco de sal, pimienta negra y nuez moscada y añadimos agua mientras damos vueltas hasta alcanzar la textura deseada. De la salsa resultante añadiremos la mitad a lo que será el relleno y guardamos el resto para poner después por encima.
Ahora que ya tenemos casi todo listo se da forma a los canelones y los vamos colocando en una fuente o en platos. Cuando terminemos los cubriremos con un poco de “bechamel” y los adornaremos con las almendras previamente machacadas y tostadas. Listos para comer.

Curiosidades y consejos:
Para que esta receta sea apta para veganos hay que tener cuidado con el tipo de pasta que se compra y mirar que sea sin huevo (sémola 100%).
Cuando vayáis a cocer las láminas llenar la olla con 3/4 partes de agua y no os olvidéis de moverlas con cierta frecuencia, teniendo cuidado de que no se rompan, para que no se peguen ni entre sí ni a la olla.
Si tenéis pensado meter los canelones en el horno para calentarlos si se os quedan fríos o para gratinarlos un poco (yo no lo hice) os recomiendo que uséis la fuente para colocarlos mejor. Los platos individualizados pueden resultar incómodos.

Noemí (Cocina de Nihacc)

10 obleas de papel de arroz
300 gramos lenteja pardina cocida (150 gramos lenteja seca aprox.)
250 gramos champiñón
1 cebolla
1 cucharada tamari
1 cucharadita levadura de cerveza
aceite de oliva virgen extra

bechamel de setas (4 cucharadas aceite de oliva virgen extra, 3 cdas harina integral de arroz, 1 cda harina de setas, 1/2 cucharadita sal, 1/4 cdta mezcla de 5 pimientas, 1 pizca nuez moscada, 2 vasos caldo o agua)
“parmesano” de almendra (15 grs almendra molida, 1 cucharadita levadura de cerveza, 1/2 cdta sal)

Poner a remojo las lentejas la noche anterior; escurrir, y cocer con abundante agua hasta que estén tiernas. Mientras, rehogar los champiñones y la cebolla bien picados en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Triturar las lentejas escurridas junto con el tamari y la levadura de cerveza en la batidora para lograr un puré fino y denso; mezclar con el rehogado y reservar. Para hacer la bechamel, mezclar en la sartén las harinas y las especias con el aceite, removiendo a fuego suave unos minutos hasta que se ligue; añadir el caldo, y seguir removiendo hasta lograr una salsa homogénea y un poco espesa. Una por una, remojar cada oblea de arroz en un recipiente con agua durante unos segundos hasta que se ablande, escurrir; poner un par de cucharadas del relleno de lenteja en el centro y envolver. Colocarlas en una fuente para horno, cubrir con la bechamel y espolvorear con la mezcla de “parmesano” de almendra. Gratinar hasta que se dore, y servir caliente.

8 pensamientos en “Enero: resumen “Canelones Rossini”

  1. María

    Si Rossini levantara la cabeza… seguro que abandonaba su versión de canelones para hacerse fan de alguna de nuestras opciones. ¡Felicidades porque tienen todas una pinta increible!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s